Ciclo BP: Últimos mensajes de BP I

Comienza el principio del fin del ciclo sobre Baden-Powell.

Antes de morir Baden-Powell escribió una serie de “últimos mensajes” dirigidos a un amplio público y que han terminado siendo menos conocidos que el tradicional “Último mensaje a los Scouts“. En el Post de hoy os reproducimos su último mensaje a los Rovers y a los Guías de Patrulla.

“Mensaje a los Rovers 

Como Rover, además de convertirte en un hombre más cabal, y un mejor ciudadano, eres, aunque no lo sepas, visto con admiración por los chicos de tu Grupo Scout y de tu vecindario.

Los muchachos son sorprendentes imitadores, y uso la palabra “sorprendentes” a sabiendas porque nos llena de sorpresa saber cuanto provecho o cuánto daño podemos hacer a los chicos con el ejemplo que damos.

Así es que, como Rover Scout o un muchacho mayor entre tus hermanos menores, tienes una responsabilidad sobre tus hombros que al principio no te darás cuenta. Puedes estar guiando a un muchacho hacia lo bueno o lo malo de acuerdo con lo que hagas o digas.

“Ser bueno es noble, pero enseñar a otros a ser buenos es mucho más noble y  mucho más fácil”. Eso decía Mark Twain, pero estoy dudoso acerca de la última frase, ya que el enseñar es más a través del ejemplo; así que debes tener cuidado.

Ten cuidado, sino por ti, por tu ejemplo. Verás que tienes aquí una tremenda oportunidad, si quieres usarla para hacer mucho a bien a tus hermanos más jóvenes. Puedes marchar con la línea de conducta a seguir con tu propio comportamiento en la dirección de la alegría, la amistad y la vida recta y el hablar correcto.

Por lo que toca a los que ya son miembros de la Hermandad Scout, y de otros también, debo destacar la posibilidad y la necesidad de “servicio” en el ambiente diario de la vida del Rover Scout y señalar que el Rover debe siempre tratar de aplicar primero sus ideales en la vida diaria.

Esto me parece la mejor corona de la experiencia del Escultismo, mejor que mandar a un muchacho a buscar campos especiales donde funcionar. Así yo espero que consolidaremos todo lo que está detrás del Escultismo y enfatizaremos lo que realmente deseamos, que es traer los ideales del Escultismo a nuestra vida diaria, y así atraer a otras personas que sean tocadas por su magia, y ayudadas por sus ideales.

La felicidad es tuya, SI SÓLO REMAS TU PROPIA CANOA CORRECTAMENTE. Con todo mi corazón deseo éxito y el deseo Scout: Buen Acampar.

Mensaje a los Guías de Patrulla

Deseo que vosotros, Guías de Patrulla, adiestréis totalmente a vuestras patrullas, pues os es posible tomar de cada uno de los muchachos de ellas y hacerlos de provecho. No basta con tener uno o dos muchachos sobresalientes y que el resto no sirva para nada. Debéis tratar que todos sean buenos. El paso más importante en este sentido es vuestro propio ejemplo, pues de lo que vosotros hagáis, serán los que hagan vuestros scouts. Recordad que debéis guiarlos y no tan solo impulsarlos.

No se trata de un ejemplo superficial o pasajero, sino que significa ser un ejemplo viviente del Ideal Scout. La misión del guía de patrulla no es fácil. Es una tarea que requiere de nuestro mayor compromiso y responsabilidad, de adquirir conocimientos y ponerlos en práctica, de estar Siempre Listos al servicio y de llevar una conducta en donde se resuma el dominio de sí mismo, de abnegación, franqueza, energía y principalmente de vivir la Fe, y hacemos hincapié en este punto porque esta es la base que si de la cual no partimos, todo el trabajo posterior que llevemos a cabo sería inútil.

El guía de patrulla que vive su Fe tiene sobre sus scouts una influencia mucho más grande. Si él está convencido, no tendría miedo de hablar a los scouts del Gran Jefe y de su Ley. Al contrario, si su Fe no está asentada y no está sino recubierta de una frágil capa de pintura de piedad exterior, sus muchachos serán los primeros en percibirlo. Sólo una vida religiosa comprometida, que camina con el Gran Jefe adentro, elevará el nivel de su misión y del ejemplo. ¿Y cómo lograr todo esto? La respuesta es simplemente viviendo la Ley. El guía de patrulla será un compañero de viaje que participa de las alegrías y fatigas de la patrulla, de sus satisfacciones y penas, franqueando con ella los pasos difíciles. Es preciso que el guía sea sencillamente un Hermano Mayor. 

Baden-Powell”

Acerca de Roxo

Nacido en Ciudad Real en 1992, scout de corazón desde los 11 años. Actualmente ando perdido, estudiando odontología en Huesca.
Esta entrada fue publicada en Baden Powell, ESCULTISMO y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.