Conociendo a los Scouters, hoy… Ana!

ana


Nombre: Ana Sánchez-Herrera
 
Edad: 30
 
Sección: Clan
 
Ocupación: Buscando curro, como casi todos!
 

  • ¿Año de entrada al grupo?
    Entré en 2008 con muchísimas ganas y fuerza.

  • ¿Por qué entraste en los scouts? ¿Conocías a alguien?
    Entre al grupo porque desde muy pequeñita había querido ser scout. Recuerdo ir a una reunión de la mano de Carlos Ruiz, en un local con un árbol en medio del patio y aunque pasé vergüenza lo pasé muy bien. Después, por circunstancias familiares, no pude apuntarme.
    Pasaron muchos años, dediqué mi juventud al deporte, me fui a estudiar a Cuenca y cuando volví, conocí al que luego sería mi padrino, Miguel Naharro. Gracias a él conocí el grupo y por fin conseguí ser scout.

  • De todas las secciones en las que has estado como educando ¿Cuál es tu favorita? ¿Y como scouter?
    ¡¡¡Cómo me hubiera gustado ser educando!!!
    Hasta ahora he estado tres años en Tropa y este es mi segundo año en Clan. Son secciones muy distintas y te aporta muy buenas experiencias. Los logros que vas viendo en tus troperos es algo que te llena de ilusión y satisfacción, pero también me quedaría con la relación que vas adquiriendo con los rovers y el trabajo mano a mano con ellos, es muy grande y muy enriquecedor.

  • ¿Qué es lo que más te gusta de ser scouter?¿Y lo que menos?
    Lo que más me gusta es el trato con los chavales. Es genial cuando vas por la calle y te saludan a voces desde el otro lado de la calle y después escuchas que le dicen a sus amiguillos: “es mi scouter”. Somos una gran familia.
    Lo que menos me gusta y supongo que todos coincidiremos, es el trabajo “marrón”, los consejos eternos, las programaciones interminables y todo ese trabajo, que evidentemente, es imprescindible y muy necesario, pero que da pereza.

  • ¿Cuales son tus fortalezas o debilidades?
    He llegado a la pregunta difícil!!
    Mis fortalezas… creo que soy una persona comprometida con el grupo y que me tomo esta responsabilidad de ser scouter muy en serio.
    Sobre mis debilidades, mmmm, a veces se me nota que estoy agobiada y debería disimularlo mejor y de vez en cuando me sale un pronto…

  • ¿Playa o montaña?
    Montaña, sin duda.
    La playa para un par de días de descanso es suficiente. Pero la montaña es un no parar, arriba, abajo, derecha, izquierda, cada vez cosas nuevas en las que no te habías fijado antes, los paisajes, la satisfacción por el esfuerzo. Montaña.

  • ¿Cuál es el logro del que te sientes más orgulloso de tu vida scout?
    Tras hacer el Curso Avanzado y realizar la memoria de practicas, conseguí el título de Directora de Campamento. Esto me llevó a coordinar el pasado campamento, “Aguabuena 2012” en Poveda de la Sierra (Guadalajara) y a pesar de los miedos o inseguridades que te puedan surgir al coordinar algo por primera vez, la verdad es que todo salió muy bien, disfrutamos mucho y agradezco tanto a los scouter, como a los intendentes, como a todos los educandos, especialmente al Clan, todo el trabajo y el buen rollo durante el campamento. Además al tener el río justo al lado, propuse al Consejo hacer todos los días una regata de pequeños veleros por secciones. Cada día proponíamos unos materiales distintos y cada sección construía su propio velero, después en el río daba comienzo la regata, con todos los miembros del grupo animando a sus embarcaciones. Después, todo el grupo, nos dábamos un baño en una preciosa playa de piedras blancas que teníamos justo al lado. Tengo unos recuerdos muy bonitos de esos momentos!

  • Dinos una situación límite o problema que hayas vivido en tu vida scout.¿Cómo lo solucionaste?
    En mi primer campamento, como scouter de Tropa, fuimos a Griebal. La ruta, en príncipio, iba a ser por Ordesa y Monte perdido, pero al salir de Griebal, cogimos una ruta equivocada y tardamos muchísimo en llegar a Ainsa, por lo que perdimos el bus. Decidimos cambiar la ruta. La primera noche dormimos en la ermita de San Lino, que también fue un penaero, pero este día creo que lo va a acontar Jorge. El segundo día, queriamos dormir en un embalse cerca de un camping y cerca de Ainsa. Cuando empezamos a montar las tiendas, nos dimos cuenta de que había muchos mástiles rotos, por lo que llamamos al campamento para que nos bajaran algunos. Justo después comenzó a caer una tromba de agua impresionante. Metimos a los chicos debajo de los doble techos, los guías se pusieron a cantar, se me pusieron los pelos de gallina, lo juro. Llegó la furgoneta y comenzamos Jorge, Bea y yo a llevarnos todo lo que había por allí de los chicos corriendo entre los arboles, viendo únicamente con la luz de los relámpagos, metiendo las piernas en charcos que te cubrían hasta la rodilla. No se cuantos viajes nos dimos, pero finalmente sacamos a los chicos y corrieron hacia el restaurante del camping, donde no nos abrieron la puerta y nos tuvimos que refugiar bajo unas sombrillas mientras un grupo de adultos estaba cenando apaciblemente y nos miraba con una sonrisa. Decidimos dar viajes hasta Ainsa y dormir en los portales de la plaza, sólo había un inconveniente, la furgo apenas tenía gasolina y no sabíamos si iba a haber viajes para todos o no. Finalmente, la suerte quiso que todos llegásemos a la plaza de Ainsa y descansásemos por fin!

  • Campamento que con más cariño recuerdas.
    El segundo año de Griebal. La ruta fue increíble, las actividades estuvieron muy chulas, hubo muy buen rollo en consejo, los troperos se portaron super bien y disfrutamos mucho. La gente de Griebal muy majetes (un abrazo para Alfredo), fue genial. Nos calló otra tromba enorme de agua, pero me encantó hacer regueros a las 3 de la mañana sin luz.

  • Momento en el que más has echado de menos la civilización.
    Cuando fuimos a Navamorcuende, al campamento Pielago, ha sido el campamento con diferencia que más frío he pasado. Las cabañas tenían huecos por todos lados, por la noche no había ningún sitio cerrado para hacer el Consejo y esa noche me pidieron que me fuese a la cabaña, antes de que terminase el consejo, porque realmente lo estaba pasando fatal. ¡Qué frío!!

  • ¿Una anécdota?
    En la primera ruta con tropa, en Griebal, ibamos bajando por una senda llena de piedras mientras se iba acercando una tormenta de las buenas por nuestra espalda. Cuando comenzó a llover y mientras nos íbamos quedando sin luz, ya que se estaba haciendo de noche, se me acercó una de las troperas y me dijo: “Ana, ¿puedo empezar a llorar ya?
    Cada vez que me acuerdo… Muy segura de mi misma, le contesté: “No, estamos muy cerca”, pero en realidad no sabíamos exactamente cuánto nos quedaba, pero ella se quedó tranquila.

  • ¿Cuál es tu canción Scout favorita?
    OHHH Flor de Lis, Flor de Lis, Flor de Lis, dorada que nació en el pecho y sin ser sembraaadaaaaa. Me encanta, la estaría cantando a todas horas. Y me gusta tanto porque creo que recoge un sentimiento muy especial que tenemos todos los scouts hacia la flor de lis.

  • ¿Cuál es tu juego Scout favorito?
    El Stalking, juego de equipo, estrategia y sigilo nocturno. Perfecto, lo tiene todo!!

  • ¿Cómo ves tu futuro en el grupo?
    Bueno, creo que aún tengo mucho que dar. De momento no me imagino mi vida sin los Scout, sin mi Siles, sin mis niños, sin las personas de consejo que forman parte de tu día a día y que ya son una parte de tu familia.

  • ¡¡Muchas gracias!! ¡¡Buena caza y largas lunas!!
    Doy las gracias a mi grupo, porque gracias a ellos cada día intento ser mejor persona y lucho por unos magníficos ideales. Gracias!

Acerca de Jorge

Scout desde los 8 añitos hasta hoy...con una pausa para estudiar en Madrid Ingeniería Informática. Retomé el grupo en el 2009 incorporándome como Scouter. Tras pasar como scouter por Tropa y Unidad , actualmente soy scouter del Clan Cruz de Santiago.
Esta entrada fue publicada en GRUPO SCOUT SILES 361, PORTADA, TABLON DE CONSEJO y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.