Ciclo BP: “Siempre Listos” Parte 2.

Con retraso os traemos la última parte de la entrevista a Baden-Powell que empezamos hace un par de semanas. En esta, Baden-powell nos termina de explicar el comienzo del escultismo y de cómo aparecieron las guías, de la utilidad de los scouts en la primera guerra mundial y del asentamiento de la hermandad scout mundial después de la gran guerra.

 “Le conté a una amiga lo que estaba haciendo, y le dije que quería un lugar tranquilo, lejos de periodistas y de curiosos, donde pudiera probar mi experimento; ella me ofreció el uso de su propiedad, la isla de Brownsea en Dorsetshire. Y allí establecimos nuestro campamento por una quincena. Tenía al Mayor Maclaren y a Sir Percy Everett para ayudarme. Les enseñamos a los muchachos a acampar, cocinar, observación, deducción, arte de los bosques, caballerosidad, navegación, salvamento, salud, patriotismo y cosas por el estilo.

Los resultados sobre los chicos en ese corto espacio de tiempo me enseñaron las posibilidades que el entrenamiento scout tenía sobre ellos. Así que, a la vez, me puse a trabajar y escribí la guía, Escultismo para muchachos, intentando ser de utilidad para las organizaciones juveniles ya existentes como la Boy’s Brigade,  la  Church Lads’ Brigade, la Y.M.C.A, y otras.

El libro se publicó en fascículos quincenales a 4 peniques el ejemplar. Antes de que la mayoría de las partes se hubieran publicado recibí cartas de chicos que habían empezado a poner los conocimientos en práctica por sí mismos, chicos que no pertenecían a la Boy’s Brigade ni ninguna otra organización.

Durante el siguiente año, muchos muchachos me escribieron para contarme como habían empezado tropas y patrullas, y como habían conseguido adultos para que actuaran como Scouters. Así que tuvimos que fundar,  en un pequeño cuarto, una sede general para manejar la correspondencia y suministrar material.  Recuerdo a mi secretaria diciéndose que si tuviéramos un inventario de 12 sombreros Scout los íbamos a poder vender todos.

En ese año, 1909, me las arreglé para organizar una reunión para muchachos que quisieran ser Scout en el Crystal Palace. Y cuando llegué allí ¡Madre mía! había muchos de ellos. Estaba diluviando, así que los condujimos dentro del Palacio en fila y los contamos mientras entraban por una puerta y salían por la otra.

Había 11.000 muchachos ¡11.000, que habían acudido por propio interés! Por eso es por lo que digo que nunca vi el comienzo. El Escultismo comenzó por sí solo.

Entonces, entre los niños que desfilaban en fila india, encontramos algunos grupos de chicas con sombreros Scouts, bordones y mochilas, igual que los niños. “¿Quiénes sois?” Les preguntamos. “Oh, Somos las Muchachas Scout” “¡el diablo es lo que sois!” “No. Muchachas Scout”. Así que fortuitamente tuve que escribir un libro para ellas dándoles el nombre de Guías para distinguirlas de los Scouts. Y así es como el movimiento de las Guías comenzó, por sí solo, aumentando desde entonces.

Pronto empezamos a oír que desde los dominios de ultramar y las colonias habían  empezado a empaparse del Escultismo, y al poco tiempo otros países habían empezado a traducir “Escultismo para Muchachos”, participando del movimiento.

En 1912 tuve que hacer un tour por Estados Unidos, explicando el movimiento en veinticuatro estados. Luego viaje a Canadá, Australia, y a África del Sur, predicando el Escultismo allí donde ya había empezado, pero se quería saber más.

Fue maravilloso. Desde luego, muchas personas criticaron el rápido crecimiento de lo que llamaron una expansión vertiginosa, y predicaron que después de la excitación inicial el movimiento se iría gradualmente desvaneciendo y, probablemente, moriría al quinto año

El quinto año llegó, trayendo con él la Gran Guerra, así que el movimiento tuvo todas las posibilidades de morir ahí, ya que la mayoría de los scouters y los viejos scouts eran reclutados para prestar servicio. De todos estos, cerca de 10.000 fallecieron. Pero el movimiento no murió. Los muchachos fueron probados en su valía para servir a su patria. Temíamos que los espías enemigos en el país intentaran sabotear nuestros preparativos para la guerra volando los puentes de los trenes, cortando las líneas telegráficas, etc. Y, al unísono, los scouts de todo el país establecieron guardias para proteger las comunicaciones día y noche. Otros fueron usados como ordenanzas y mensajeros en las oficinas gubernamentales para reemplazar a los hombres enviados al frente.

El almirantazgo preguntó si podríamos enviar Scout marinos para tomar el control de las estaciones de los guardacostas y así relevar a los marineros para que volvieran al servicio activo con la flota. Afortunadamente habíamos preparado una gran reunión de Scouts marinos en la isla de Wight para las Fiestas nacionales en Agosto de 1914, y la Gran Guerra, como recordarán, estalló en esa fecha. Así que fuimos capaces de enviar destacamentos al momento para cuidar de las estaciones de guardacostas, desde John O’Groats hasta Land’s Ends. Estos destacamentos fueron fundamentalmente patrullas comandadas por sus propios guías. Tuvimos cerca de 25.000 muchachos cumpliendo su deber durante el curso de la guerra. Realizaron su servicio increíblemente bien y, después de que la guerra pasara recibieron los agradecimientos del almirantazgo y del rey por sus servicios.

Así que, en vez de morir, el movimiento mostró su vitalidad, creció por la ocasión, y desde entonces ha ido creciendo en fuerza y utilidad.

Ahora somos 1.011.923 Scouts británicos y 544.544 Guías británicas. Además de esto, 52 países han adoptado el escultismo y muchos tienen Guías. Así que actualmente en todo el mundo somos 2.812.000 Scouts y 1.304.107 Guías.

También hay que recordar que, aparte de estos, hay otros muchos millones más que ya han crecido y que pertenecieron a la hermandad de los Scouts y las Guías en todos los países. Paises que ahora han llegado a tener tener muy buenas relaciones los unos con otros.

La Jamboree Americana en Washington de este año, a la que acudieron 28.000 niños, seguida por la Jamboree mundial en Holanda con otros 28.000 (en la cual participaron 32 países, por cuenta propia) muestra el entusiasmo de los muchachos por hacer amigos de otras naciones.

Existe en el movimiento ese espíritu de buena y alegre camaradería que no puede fallar en traernos aquello por lo que todos rezamos: Buena voluntad y Paz en el mundo.

Bibliografía:

http://www.pinetreeweb.com/bp-listener.htm

Imágenes obtenidas de:

http://lechuzaalacechoscout.blogspot.com.es/2012/08/campamento-de-brownsea-primer.html

http://www.guardian.co.uk/society/gallery/2009/aug/21/girl-guides-centenary

http://www.yesterdaysisland.com/archives/articles/toepusher.php

http://www.thinkgenealogy.com/2010/08/12/scout-photo-detective-challenge-analysis-1/

http://www.pinetreeweb.com/1937-wj5-bronxville.htm

Traducido por Rodrigo Manzaneque Sánchez para Grupo Scout Siles 361

Acerca de Roxo

Nacido en Ciudad Real en 1992, scout de corazón desde los 11 años. Actualmente ando perdido, estudiando odontología en Huesca.
Esta entrada fue publicada en Baden Powell, RECURSOS y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.