Conociendo a los Scouters, hoy…Rocho!

Rocho


Nombre: Rodrigo Manzaneque Sánchez (Rocho)
 
Edad: 20
 
Sección: Tropa
 
Ocupación: Estudiante universitario
 

  • ¿Año de entrada al grupo?
    Entre en el año 2004, en segundo año de Tropa.

  • ¿Por qué entraste en los scouts? ¿Conocías a alguien?
    Mi hermana estaba en el grupo cuando yo era pequeño. Siempre me acuerdo de acompañarla, junto a mis padres, para despedirla cuando se iba a los campamentos y acampadas, yo lo veía todo: las danzas, los uniformes y lo bien que se lo pasaba la gente, siempre me atrajo mucho todo el tema. Lo único que por diversos motivos no entré hasta años más tarde ¡cosa de la que me arrepiento mucho!

  • De todas las secciones en las que has estado como educando ¿Cuál es tu favorita? ¿Y como scouter?
    Resulta muy difícil elegir, porque todas tienen sus cosas especiales: sus recuerdos, su forma de trabajar, sus juegos… Si tuviera que elegir sería unidad, ya que es la que disfruté íntegramente los tres años completos pudiendo asistir a todas las reuniones y acampadas. Creo que no falté a nada esos años. Seguida de cerca por clan, de la que no pude disfrutar tanto por residir lejos de Ciudad Real.

    Por otra parte como scouter solo conozco tropa, y ¡la verdad es que me gusta bastante! Pero me gustaría probar unidad.

  • ¿Qué es lo que más te gusta de ser scouter?¿Y lo que menos?
    Lo que más es hacer juegos y actividades y ver como los niños los disfrutan. De siempre me ha encantado imaginar juegos nuevos y planear cosas diferentes. Y ahora como scouter tengo mil oportunidades para hacerlo.

    Lo que menos es tener que echar alguna bronca. Pero bueno, comprendo que es una parte importante para labrarte una figura de autoridad y ser respetado por los educantos

  • ¿Cuales son tus fortalezas o debilidades?
    Pienso que mis mayores fortalezas son: mi constancia para marcarme objetivos y cumplirlos, mi inventiva, mi capacidad para sonreir ante las dificultades y ponerme a trabajar para resolverlas y mi lealtad.

    Peco de una gran inseguridad, cada vez menos, pero me ha condicionado en muchas ocasiones. También soy muy iluso y pienso demasiado todas las cosas.

  • ¿Playa o montaña?
    Sin duda la montaña. Ya no es que me guste, es que me encanta, hasta el punto de que de vez en cuando siento la necesidad vital de ir a un sitio abierto con altas montañas, y árboles. ¡lástima que no pueda satisfacer el antojo todo lo que quisiera!

  • ¿Cuál es el logro del que te sientes más orgulloso de tu vida scout?
    El simple echo de haber terminado mi etapa de educando y haber empezado la de monitor es un logro importante. Pero sin duda el mayor de mis logros es, por estudios, haber acabado viviendo en Huesca y, aun así, haber hecho todo lo posible por, aunque no pueda bajar a Ciudad Real más que un puñado de veces al año, seguir en el grupo e intentar hacer todo lo que está en mi mano por él.

  • Dinos una situación límite o problema que hayas vivido en tu vida scout.¿Cómo lo solucionaste?
    Corría el día salvaje de tropa de un campamento de verano del año 2005, en Arenas de San Pedro. Entre los que lo vivimos lo recordamos como el campamento de Gredos. Nos estábamos construyendo un vivac conjunto todas las patrullas y, para ello, habíamos decidido ignorar el plástico para el techo que nuestros scouters nos habían dado, e ir por la vía difícil, pero más reconfortante. Decidimos construirnos el refugio exclusivamente con materiales del bosque (y cuerdas).
    Para ello buscábamos ramas y árboles caídos, y las cortábamos como podíamos con picoletas. Yo estaba liado con mi picoleta y con mi tronco, dale que te pego, cuando uno de los picoletazos se me escapó, en un alarde de coordinación ojo-mano, y me dio en la rodilla. Instantes después, tenía toda la parte inferior de la pierna roja y un boquete más o menos considerable justo debajo de la rodilla…

    .. Y yo seguí a lo mío. Para ser sincero sentí un dolor bastante intenso, pero no me importó, pensé que era un rasguño, que estaba exagerando, y seguí con mi tarea. Ni siquiera me miré la pierna. A los segundos una niña gritó señalándome y entonces me di cuenta de que era algo más que un moratón. Me llevaron al campamento y me curaron. Lo curioso es que lo que más quería era que me curaran rápido para volver y seguir con el día salvaje. Y me negué acaloradamente a que me dejaran en el campamento para reposar o que me llevaran a un centro de salud. ¡Si hombre, y perderme un solo segundo de la genial acampada!

  • Campamento que con más cariño recuerdas.
    Absolutamente todos tienen algo. El que antes he narrado creo que es de los que más cariño tengo. El otro fue en el último año de unidad, que hicimos la ruta más bonita que recuerdo, en Ordesa.

  • Momento en el que más has echado de menos la civilización.
    En una ocasión en la que nos quedamos sin agua en otra ruta en unidad, y llegamos a una ermita que se suponía, tenía una fuente. Se suponía, ya que en realidad allí no había agua por ninguna parte. Fue en agosto. En una zona bastante calurosa de Guadalajara. Y no había una mísera sombra. Así que sobreviviendo a base de comer frutas, esperamos unas horas a que llegaran los intendentes a nuestro rescate con garrafas y garrafas de agua. Jamás me ha sabido mejor un sorbo de agua. Aprendí una lección muy importante: Que es la sed. La de verdad. Y la suerte que tenemos de vivir en un sitio en la que el agua sale limpia de un grifo en nuestras propias casas. Fue duro, pero me alegro muchísimo de haber pasado por eso. No lo cambiaría.

  • ¿Una anécdota?
    Hay mil. Se puede decir que toda mi vida scout es una gran anécdota.
    En todo caso allá va:
    No es un momento para nada especial, pero lo recuerdo con muchísimo cariño. No se por qué.

    Ocurrió en un raid en el tercer año de tropa. La ruta había acabado y los intendentes nos recogían en pequeños grupos para llevarnos de vuelta al campa. Tardaban unas dos horas entre tanda y tanda y yo y otros chicos formábamos parte de la última.

    Nos sentamos en una terraza de un bar del pueblo y nos pusimos a jugar a las cartas y a beber refrescos (los scouters nos invitaban) mientras venían a recogernos. Cada vez que escucho la canción de Celtas Cortos “Hay que volver” (la echaban por la radio en el bar mientras esperábamos. La acababan de sacar y estaba de moda) Me trasporto a ese campamento y a ese tranquilo momento.

  • ¿Cuál es tu canción Scout favorita?
    El himno Scout. Es una canción que cuando la canto junto al resto del grupo en algún campamento, me siento fenomenal. Hay una estrofa en especial: “Siempre avanzando, nada hay distante: Es humillante retroceder” Que me inyecta una energía positiva y una fuerza increíbles. Sobre todo en los momentos difíciles.

  • ¿Cuál es tu juego Scout favorito?
    El stalkin (no se si se escribe así) Es una capturar la bandera nocturno en el que ambos bandos tienen vigías con linternas. Es muy divertido.

  • ¿Cómo llevas los scouts viviendo fuera de Ciudad Real? (Solo para los que estudian/viven fuera)
    Resulta difícil. Sobre todo porque es muy fácil desconectar de todo cuando apenas has ido a una reunión en tres meses. Los educandos no saben quien eres… No ves a tus amigos. No ves como se ha reaccionado al juego o la actividad que has echo y solo vas a 2 acampadas en todo el año. En todo caso, las pocas veces que aparezco me doy cuenta de que merece la pena todo el esfuerzo por seguir conectado. Y de que quiero seguir en esto, porque lo necesito. Además que Internet es un invento y me permite seguir siendo útil aún a más de 600 Km de casa!! ¡¡Ayudo en lo que puedo!!

  • ¿Cómo ves tu futuro en el grupo?
    Creo que voy a seguir durante muchísimo tiempo. El vivir tan lejos y seguir conectado, de alguna forma, hace que ningún obstáculo me parezca lo suficientemente grande en lo que a compromiso se refiere. Aún quedan muchas historias por ser contadas y muchos momentos por vivir.

  • ¡¡Muchas gracias!! ¡¡Buena caza y largas lunas!!
    Muchas gracias a vosotros por hacerme pasar tan buen rato rememorando estos buenos momentos.

Acerca de Jorge

Scout desde los 8 añitos hasta hoy...con una pausa para estudiar en Madrid Ingeniería Informática. Retomé el grupo en el 2009 incorporándome como Scouter. Tras pasar como scouter por Tropa y Unidad , actualmente soy scouter del Clan Cruz de Santiago.
Esta entrada fue publicada en CONSEJO, GRUPO SCOUT SILES 361, PORTADA, TABLON DE CONSEJO y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.