La Promesa Scout

La promesa scout es un compromiso libre y voluntario
que adquiere un individuo cuando siente que está convencido y comprometido con los principios del movimiento scout. Mediante la promesa el scout se compromete a dar lo mejor de si mismo, a servir a la sociedad y a respetar los valores recogidos en la Ley scout. Existen diferentes fórmulas dependiendo del país y la federación, pero en general todas recogen la misma esencia, la de compromiso con la ley scout y la sociedad.

La promesa scout actual en nuestro grupo sigue la  fórmula propuesta por ASDE, la cual es la siguiente:

“Prometo por mi honor y con la ayuda de mis creencias, hacer todo cuanto de mi dependa por cumplir mis deberes para con mi fe y mi comunidad, ayudar al prójimo en toda circunstancia y cumplir fielmente la ley Scout”.

La promesa scout se recita en la “ceremonia de promesa” por primera vez en la sección de tropa, siendo posible realizarla en las secciones posteriores (Unidad y Clan), pero no en las anteriores (Castores y Manada), las cuales tienen sus propias promesas, más sencillas y acordes con las posibilidades y mentalidad de lobatos y castores.

En la “ceremonia de promesa” se lleva a cabo la colocación de la pañoleta. Previamente se ha realizado una “velada de armas” en honor del scout que va a realizar su promesa. En esta velada los scouts y scouters de la sección evalúan la progresión del futuro scout, así como los aspectos positivos y las cosas que debe tratar de mejorar de cara a un futuro.

La promesa antiguamente seguía una fórmula distinta algo más cerrada, posteriormente ASDE y por tanto nuestro grupo, optó por cambiar la fórmula con el fin de que recoja de forma más abierta las opciones personales del scout que la recita, acorde con una sociedad plural y abierta a todas las creencias. La fórmula que se recitaba antiguamente en nuestro grupo actualmente en desuso:

Prometo por mi honor y con la ayuda de Dios, hacer todo cuanto de mi dependa por cumplir mis deberes para con Dios y la sociedad, ayudar al prójimo en toda circunstancia y cumplir fielmente la ley scout”.

En resumen, la promesa supone el compromiso que adopta el scout de forma libre con el escultismo, y que debe tener presente en todos los aspectos de su vida, tratando de ser coherente con el compromiso adquirido consigo mismo y con la sociedad.

Acerca de Jorge

Scout desde los 8 añitos hasta hoy...con una pausa para estudiar en Madrid Ingeniería Informática. Retomé el grupo en el 2009 incorporándome como Scouter. Tras pasar como scouter por Tropa y Unidad , actualmente soy scouter del Clan Cruz de Santiago.
Esta entrada fue publicada en ESCULTISMO, PORTADA y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.